Actívate

¿Sabías que tu modo de caminar comunica a los demás rasgos de tu personalidad?

Tal vez caminas y no te das cuenta de qué manera lo haces, pues ¡cuidado! Esto puede estar diciendo mucho acerca de ti.

La expresión corporal es tan importante como la verbal, es decir, no solo comunicas con tus palabras, comunicas con tu rostro, con tus brazos y hasta con tu modo de caminar.

Desde hace mucho tiempo expertos en psicología se han dado a la tarea de investigar la relación entre la forma de caminar y cómo te perciben las personas que te observan.

Interesantes hallazgos científicos

El portal BBC News Mundo señala que “una de las primeras investigaciones científicas sobre la relación entre el caminar y la personalidad fue publicada en 1935 por el psicólogo Werner Wolff”.

Posteriormente, en los años 80, psicólogos estadounidenses determinaron dos grandes formas de caminar, a través de experimentos con sensores de luz conectados al cuerpo de los individuos: un modo más juvenil y uno más viejo.

El primero implica un ritmo más dinámico, más vaivén de las caderas, movimiento de brazos más acentuado y los pasos más rápidos; mientras que el segundo es rígido y lento, con el cuerpo más inclinado hacia adelante”.

Por otra parte, según apunta en el sitio web Mendoza POST, “un estudio dirigido por un equipo de investigadores de Francia y Estados Unidos, realizado en el año 2017, dio a conocer que se puede descubrir la personalidad de una persona según su forma de caminar. La personalidad influye en la velocidad en la que uno camina”.

El estudio no trata de decirte que es posible cambiar tu personalidad acelerando o disminuyendo la velocidad. Lo que sí podrías hacer es cambiar la forma en cómo te perciben los demás cambiando la forma en que caminas.

Recomendación

Lo importante es que tomemos conciencia de qué estamos transmitiendo con nuestra forma de caminar. ¿En realidad es lo que deseamos? Tengamos en cuenta que nuestro andar comunica tanto como nuestra cara, estilo de vestir o acento al hablar.

Algunos estudios sugieren que puedes aprender a caminar de cierta forma que transmitas un mensaje de invulnerabilidad: pasos rápidos, largas zancadas y fuertes movimientos de los brazos.

Tags

Lo Último

Te recomendamos