Cuídate

Impulsan atención sobre accidentes cerebrovasculares (stroke) en la Isla

Menos del 15% de los pacientes en Puerto Rico recibe tratamientos básicos de trombolíticos

Puerto Rico cuenta con solo cinco neurocirujanos endovasculares y menos del 15% de los pacientes recibe tratamientos básicos de trombolíticos, lo que dificulta el manejo a tiempo de casos agudos y se convierte en un factor significativo en el aumento de la tasa de mortalidad.

En días recientes, se realizó una mesa de trabajo multisectorial bajo el marco del proyecto Conexión Stroke Puerto Rico, que busca impulsar cambios en las políticas públicas, y una mejor coordinación de las instituciones públicas y privadas de salud para la atención del stroke.

“Creemos en la fuerza de la colaboración para enfrentar los retos de salud y este evento es un primer paso en la dirección correcta para movilizar al sector salud en el desarrollo e implementación de acciones que mejoren la atención del stroke en la Isla”, explicó Omar Musi, Gerente de País para Medtronic Puerto Rico y facilitador del evento. Musi añadió que, “el interés común es que más pacientes tengan acceso a una atención médica oportuna y reducir el impacto que tiene esta condición en ellos, sus familiares y comunidades”.

En este encuentro sin precedentes, líderes de hospitales, aseguradoras, servicio de emergencias médicas, personal docente en salud, profesionales médicos y especialistas en neurociencias firmaron un pliego comprometiéndose a dar seguimiento a las acciones identificadas para establecer una red de stroke efectiva en Puerto Rico, vital para brindar tratamiento oportuno ante estas emergencias médicas.

El evento contó también con la participación del subsecretario del Departamento de Salud, el Dr. Félix Rodríguez Schmidt. “El rol del Departamento de Salud dentro de este esfuerzo colaborativo es clave para identificar oportunidades que puedan hacer la diferencia en la prevención, tratamiento y rehabilitación de los pacientes de stroke. No escatimaremos esfuerzos para allegar recursos e implantar política pública que haga de este compromiso una acción realizada” expresó el Dr. Rodríguez.

“Contar con una óptima red de atención de stroke nos da la oportunidad de generar un mejor conocimiento entre la población sobre los síntomas del stroke, el ingreso oportuno y a tiempo de los pacientes al hospital y el acceso a tratamientos. Todos estos elementos son clave para disminuir el impacto de esta condición en la salud de los puertorriqueños”, concluyó Rodríguez.

Durante la apertura del encuentro, la Dra. Sheila Martins, presidenta electa de la Organización Mundial de Stroke explicó que, “está claro que el impacto personal y socioeconómico del “stroke” requiere políticas y acciones específicas para mitigarlo. No obstante, necesitamos medir todo lo que hacemos y contar con la data actualizada que nos lleve a mejorar los indicadores. En América Latina, ya se cuenta con 200 Centros de “stroke”, que utilizan herramientas de telemedicina como “Telestroke”, parafacilitar el intercambio de información en tiempo real y diagnosticar y tratar a los pacientes de stroke”, resaltó la Dra. Martins, quien añadió que la meta es llevarlo al 80% de los países del mundo a través del Global Stroke Alliance.

Según Carmen Morales, oradora principal del evento y directora de Neurociencias del Sistema de Salud Menonita Caguas, los retos que debemos atender para configurar una red de atención a pacientes de “stroke” van desde concienciación al público general, capacitación del personal clínico envuelto en toda la ruta de cuidado, altos costos de salud asociados al tratamiento posterior de pacientes que sufrieron un “stroke” y quedaron con algún grado de incapacidad hasta la gran escasez de neuro especialistas. “Puerto Rico solo cuenta con dos neurólogos vasculares y cinco endovasculares lo cual dificulta cubrir a los pacientes de toda la Isla. Sabemos que 1 de cada 4 personas sufrirá un “stroke” a lo largo de su vida, siendo éstos cada vez más jóvenes y en edad productiva, y desafortunadamente solo el 11% de los pacientes reciben terapia trombolítica — estamos frente a un problema de salud pública”, subrayó Morales.

Por su parte, el Dr. Juan Ramos, uno de los cinco neurocirujanos endovasculares de Puerto Rico, indicó que “el año pasado solo se realizaron 12 trombectomías mecánicas (intervención utilizada para recuperar el flujo sanguíneo hacia el cerebro provocada por el stroke isquémico), cuando la medida óptima debe ser alrededor de 200 por cada millón de habitantes. Estamos muy lejos de meta, Puerto Rico necesita urgentemente atraer y retener neurocirujanos endovasculares o licenciar neurocirujanos extranjeros, así como flexibilizar el marco medicolegal, el cual es sumamente estricto”.

De la experiencia compartida por los oradores internacionales, especialistas en neurología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, queda evidenciado que una red de manejo de “stroke” efectiva es viable. Por más de 20 años, se dedicaron a estudiar cómo mejorar el acceso y la eficacia de los tratamientos para el “stroke”, crearon una red de “stroke” que llevó a atender más de 15 pacientes con trombectomías mecánicas, por cada 100,000 habitantes, y reducir a menos de una hora el periodo de atención a pacientes con accidente cerebrovascular.

Datos importantes sobre el stroke

El stroke sigue siendo la primera causa de muerte en el mundo y la segunda causa de muerte y discapacidad combinadas(1). En los últimos 10 años, el riesgo de sufrir un stroke en adultos mayores de 25 años a lo largo de su vida ha aumentado de 1 en 6 a 1 en 4. En el caso de Estados Unidos las proyecciones establecen que los accidentes cerebrovasculares tendrán un impacto de $180 billones en la sociedad, siendo la segunda causa de muerte, según un reporte de la Asociación American del Corazón y la Asociación Americana de Stroke(2).

Tags

Lo Último

Te recomendamos