Cuídate

Qué cambios en el estilo de vida pueden ser un buen control contra las migrañas

La patología neurológica podría mejorar con cambios en la rutina diaria

Años, décadas y siglos han pasado para poder encontrar soluciones comprobadas que ayuden a combatir los incómodos, dolorosos y muchas veces fastidiosos dolores de cabeza y migrañas. Desde la época de Galeno (130-200) se comenzó a hablar sobre la migraña, conocida en sus tiempos como “hemicránea”.

La migraña es una especie de dolor de cabeza que tiene una sintomatología asociada con náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz o al sonido y es considerada por la ciencia como una enfermedad del sistema nervioso.

Algunas personas que sufren este trastorno pueden tener sensación de mareo o vértigo, lo que se llama migraña vestibular. El sistema vestibular se encuentra ubicado en el oído interno y está relacionado con el equilibrio y el control del espacio y, además, es responsable de detectar los desplazamientos, giros o aceleraciones que realizamos.

Síntomas comunes

Mareos, vértigo y dificultad con el equilibrio son los tres síntomas más comunes. En algunas ocasiones, estos síntomas pueden venir acompañados de dolor de cuello, sensación de presión en la cabeza o molestias al girarla, inclinarse o mirar hacia arriba; zumbido en los oídos (tinnitus) o problemas de visión.

La mujeres sufren más que los hombres

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la migraña se genera comúnmente entre los 10 y los 40 años, y afecta especialmente a las mujeres. En la mayoría de la veces es hereditaria, ya que la mayoría de los pacientes tratados en el mundo confirman antecedentes familiares.

Las causas se pueden generar por distintos factores como puede ser la variación en los niveles hormonales durante el ciclo menstrual, la falta de descanso requerida, presencia de estrés o ansiedad, algunos olores y perfumes, ingesta de alimentos y bebidas como la cafeína, el alcohol y algunos productos lácteos.

Prevención

Los más demostrado por la ciencia y diverso estudios son los medicamentos especializados para luchar y controlar los dolores de cabezas y migrañas. Igualmente, no hay que dejar todo al azar de un medicamento y es fundamental tener la asesoría y cuidado de un neurólogo capacitado.

Es importante detectar cuales son los motivos que alteran al cuerpo humano y desencadena los dolores, así saber como se debe actuar en el día a día o si es necesario un cambio mínimo o drástico en el estilo de vida que ayude a frenar o disminuir los incómodos y dolorosos episodios.

Otros de los datos preventivos pueden ser una buena dieta, dormir la horas requeridas y si es posible descansar y hacer siestas vespertinas; realizar constante y moderadamente actividad física para drenar el estrés diario y evitar las bebidas alcohólicas.

Tags

Lo Último

Te recomendamos