Cuídate

Consejos para evitar la desnutrición en el adulto mayor

Por Alana Marrero González, LND MHSN

Nutrición es consumir una dieta saludable y balanceada para que su cuerpo obtenga los nutrientes que necesita. Los nutrientes son sustancias en los alimentos que nuestros cuerpos necesitan para poder funcionar y crecer de forma correcta. Estos incluyen proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y el agua.

La buena nutrición es importante, sin importar su edad. Le entrega energía y puede ayudar a controlar su peso. También puede ayudar a prevenir enfermedades, como osteoporosis, hipertensión arterial, enfermedades del corazón, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer.

No obstante, los cambios que se producen en nuestro cuerpo con la edad exigen aumentar la ingesta de determinados nutrientes para mantener una alimentación apropiada que cumpla con sus necesidades nutricionales, necesarias por las consecuencias del deterioro de nuestros órganos asociado al envejecimiento. De hecho, en las personas mayores la alimentación cumple una función preventiva importante.

Es por esto, que conviene seguir algunas recomendaciones básicas relativas a la nutrición en la etapa de adulto mayor:

· La alimentación debe ser variada (incluir vegetales, proteínas y carbohidratos) para asegurar que contenga todos los nutrientes necesarios.

· Se recomienda reducir el consumo de grasas saturadas (carne roja y embutidos) y aumentar las grasas con ácidos esenciales omega-3 y omega-6, contenidos en las nueces, semillas y aceite de oliva.

· La leche y los derivados lácteos hay que tomarlos con bajo contenido de grasa, o cambiar a opciones de leches de arroz, almendra, nueces o soya.

· Es importante aumentar el consumo de frutas, legumbres, vegetales y cereales, dado su elevado contenido en nutrientes importantes (vitaminas y minerales) y fibra, esencial para mantener la motilidad intestinal y evitar el estreñimiento.

· Es necesario aumentar el consumo de calcio (lácteos) y vitamina D. Esta última es esencial para la correcta absorción del calcio y basta exponer la piel al sol unos 15minutos diarios (paseos) para obtener la cantidad necesaria.

· Se debe limitar el consumo de sal y azúcar (dulces).

· Ingerir mucha agua a lo largo del día, preferiblemente fuera de las comidas y en pequeñas cantidades. Además de prevenir el estreñimiento, de esta manera se asegura una correcta hidratación del organismo.

Otras recomendaciones relacionadas con la nutrición de las personas mayores se refieren a cómo se debe comer:

· Realizar cinco comidas diarias, teniendo en cuenta que el desayuno es muy importante, pues debe asegurar el aporte energético necesario para empezar el día con un buen rendimiento físico e intelectual.

· A media mañana puede hacer una pequeña merienda, esta puede ser un yogur o una fruta pequeña.

· La comida y la cena deben prepararse incluyendo en ellas los diferentes tipos de alimentos, dejando para la noche los más ligeros, pues evitará problemas a la hora de conciliar el sueño.

· Comer despacio y masticar bien los alimentos.

· Si se tienen problemas de masticación y/o deglución habrá que recurrir a la elaboración de purés, batidas, cremas, carne picada, y alimentos blandos en general.

Por último, no debe olvidar una última recomendación en cuanto a la nutrición, no por ello menos importante: una alimentación equilibrada y saludable debe acompañarse con la práctica diaria de actividad física, de tal manera que la energía (calorías) ingerida se equilibre con el consumo asociado a la actividad diaria. Se sugiere caminar a paso ligero o el que usted pueda sostener por unos 20 a 30 minutos diarios.

Siga estos consejos y evitará la falta de buena nutrición en el adulto mayor.

Tags

Lo Último

Te recomendamos