Cuídate

10 consejos para comer despacio y mejorar la salud

Masticar de manera correcta evitaría episodios de mala digestión y atragantamiento

Cuanto más mastiquemos, más y mejor se descompondrán los alimentos antes de entrar en el estómago (Cortesía)

La calidad de la salud en gran parte depende de lo que comemos, bien sea cuando se trata de la calidad de los alimentos como en la cantidad de lo que se ingiere. El gran problema radica que, aunque miles de recomendaciones y estudios aseguran que es indispensable no saltarse ningún tipo de comidas o también como, por ejemplo, saber cómo hacerla, la realidad afirma que son millones las personas la que no respetan las determinaciones y más temprano que tarde, su metabolismo lo siente.

PUBLICIDAD

Clara Joaquím, endocrinóloga del Grupo de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, explica al medio Heath que: “una alimentación saludable no depende únicamente de los alimentos que componen nuestro menú, sino también del tiempo que invertimos en comerlos y cómo lo hacemos”.

Por eso la gran importancia de tomarse el tiempo para desarrollar una actividad sagrada como es la de alimentarse y que, sin embargo, lamentablemente en la actualidad y a lo largo de la historia son muchísimos los que no comprenden su marcada importancia para la salud física y mental.

Recomendados

Cuanto más se mastica, más nutrientes se absorben (Cortesía)

Consejos que mejorarán tu vida

Patricia Vilca, dietista-nutricionista y miembro del Grupo de Trabajo de Dietoterapia de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), indicó en el mismo miedo encargado de divulgar el estudio que “en la masticación las enzimas que se encuentran en la saliva facilitan la lubricación y la formación del bolo alimenticio, lo que favorecerá la digestión en general”.

Comer con tranquilidad y despacio es el quid del asunto, por eso las especialistas españolas recomiendan:

· Dedicar tiempo al acto de comer.

· Llevarse bocados pequeños a la boca ya que ayudará a masticar mejor.

· Dejar el cubierto en la mesa cada vez que nos llevemos un alimento a la boca, para realizar las debidas pausas entre un bocado y otro.

· No usar platos ni cubiertos grandes para tomar raciones más pequeñas.

· Usar palillos puede ayudar a comer más despacio y a llevarse raciones más pequeñas a la boca.

· No tener conversaciones que causen estrés.

· Procurar que el ambiente de la comida sea relajado.

· No dejar que pasen muchas horas sin comer para evitar tener mucha hambre.

· Evitar hablar mientras se come.

· Desconectar la televisión y el teléfono móvil para evitar.

Tags

Lo Último

Te recomendamos