Cuídate

¿Será el chocolate un aliado para la dieta saludable? Descúbrelo

El chocolate brinda bienestar y no debe ser eliminado de la dieta diaria.

Bien sea el chocolate o cacao, ambos miran al organismo con ojos de felicidad.

Al hablar de dieta, cambiar régimen alimentario, evitar ciertos alimentos en decadencia del bienestar, el chocolate suele ser uno de los primeros en borrarse de la lista, aparte de otros dulces.

Y es que muchas personas lo consideran negativo para la salud, nocivo para adelgazar. Sin embargo, el organismo puede servirse del chocolate para mantenerse activo y tranquilo, dadas las propiedades que lo ayudan.

Conforme a la condición de salud en particular, especialistas recomiendan hablar con el médico de cabecera. Esto, a fin de saber qué tan conveniente es añadir el chocolate a la dieta diría.

¿Cuántos tipos de chocolate existen?

Al menos cinco chocolates existen: con leche y el blanco; el negro, el medio amargo, el rosado o ruby, según lo manifestado por el portal Tua Saúde; incluso, no todos tienen un efecto dañino sobre la salud.

Especialistas alegan que, dependiendo de la concentración de cacao, posee un efecto dañino sobre la salud. Al contrario, puede desencadenar un consumo sumamente beneficioso.

En su mayoría, el chocolate negro o amargo contiene cacao; por su parte, el blanco no tiene cacao por un extremo; con la finalidad de validar si llega a ser una buena idea conservar este alimento dentro de la dieta del día a día, se han tratado de identificar los beneficios desde la ciencia.

Chocolate como parte de la dieta diaria

Bien sea el chocolate o cacao, ambos miran al organismo con ojos de felicidad: aportan numerosos beneficios; “el cacao es considerado un superalimento rico en flavonoles, unos compuestos químicos con propiedades antioxidantes que protegen nuestras células y combaten el daño de los radicales libres”, expresó La Vanguardia teniendo en cuenta a Chocolates Torras.

“Diversos ensayos clínicos han demostrado que el consumo moderado de cacao favorece las funciones cardiacas reduciendo el riesgo de embolia y ataques al corazón, y dilatando los vasos sanguíneos bajando la presión arterial. Pero los potenciales efectos cardiosaludables no son los únicos”.

Tags

Lo Último

Te recomendamos