Cuídate

Un estilo de vida mediterráneo reduce el riesgo de morir prematuramente un 23%, según un estudio

La dieta mediterránea podría potenciar aún más sus efectos positivos si se combina con un adecuado descanso, actividad física regular y una vida social activa, por lo que una mayor adhesión a este estilo de vida podría reducir el riesgo de morir prematuramente hasta en un 23 por ciento, así lo sugiere un estudio llevado a cabo por un equipo de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el CIBERESP e IMDEA Alimentación.

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La investigación, publicada en la revista 'Mayo Clinic Proceedings', ha explorado la relación entre la adhesión a un estilo de vida mediterráneo y el riesgo de mortalidad en poblaciones no mediterráneas. Después de un seguimiento de más de nueve años, los resultados mostraron que una mayor adhesión al estilo de vida mediterráneo estaba vinculada a un menor riesgo de mortalidad por todas las causas, incluido el cáncer.

El estudio se centró en la población británica, específicamente en la cohorte UK Biobank, analizando datos de más de 110.000 personas con edades comprendidas entre los 49 y 75 años. Para evaluar el estilo de vida mediterráneo, los investigadores utilizaron el índice MEDLIFE, un instrumento compuesto por 25 ítems que examina hábitos como la alimentación, el tiempo dedicado a la socialización y las horas de sueño.

La información sobre la mortalidad se extrajo de los registros nacionales. Los resultados publicados sientan las bases para futuras investigaciones sobre estilos de vida en poblaciones con hábitos distintos a los mediterráneos.

El equipo ya había investigado previamente el estilo de vida mediterráneo, pero en esta ocasión decidieron expandir su enfoque a otras geografías. "Los resultados indican que es viable adaptar un estilo de vida mediterráneo en poblaciones no mediterráneas utilizando productos disponibles localmente, aportando así valiosa información para investigaciones futuras", ha subrayado la profesora de la Univerisidad Autónoma de Madrid y líder del estudio, Mercedes Sotos-Prieto.

"Este estudio va más allá de simplemente promover el consumo de frutas y verduras o la práctica de ejercicio. Resalta la importancia de considerar todas las dimensiones de nuestra vida cotidiana", ha destacado el investigador de la UAM y primer autor del estudio, Javier Maroto-Rodríguez.

"Mantener una interacción frecuente con amigos y familiares, asegurar un buen descanso nocturno y optar por alimentos y bebidas saludables puede tener un impacto significativo en nuestra salud a largo plazo", concluye el investigador.

Tags

Lo Último

Te recomendamos