Entérate

El diamante azul más grande del mundo fue subastado: Conoce el precio

Se acaba de vender en una subasta. Lo compraron por teléfono. Es una rara pieza jamás antes encontrada.

Mira las características de este diamante

Uno de los diamantes más atractivos y con mayor tamaño en el mundo acaba de ser subastado en Hong Kong tras una puja que duró ocho minutos entre sus cuatro ávidos compradores.

Se trata de “The De Beers Cullinan Blue”, una enorme gema de 15,10 quilates de talla escalonada, según precisó la prestigiosa casa de subastas Sotheby’s. Luego de una guerra de ofertas, un comprador anónimo que se encontraba en línea telefónica con su representante se adjudicó la pieza por 57,5 millones de dólares.

Es una joya exquisita y única

La cifra superó con creces la estimación máxima de la casa, que la ubicaba en 48 millones de dólares.

El raro diamante recibió la clasificación de “fancy vivid blue” por el Instituto Gemológico de América (GIA), lo que significa que posee la máxima calificación de color, algo que solo ostenta el 1 % de los diamantes azules presentados a la organización, detalló CNN.

Una piedra única

Una gema sin defectos, así la describe la casa de subastas. También precisó que solo cinco piezas de más de 10 quilates han aparecido en subasta, lo que hace de la venta de “The De Beers Cullinan Blue” un “acontecimiento histórico en sí mismo”.

Aunque su precio es astronómico, este diamante no pudo batir el récord en la gema más cara jamás antes vendida, ya que el “Oppenheimer Blue”, de 14,62 quilates, se vendió en 2016 por 70 mil dólares más. Para la presidenta de Sotheby’s Asia, Patti Wong “es realmente una piedra única en una generación y el mayor diamante azul que he visto de su tamaño”.

Es una joya exquisita y única

Su historia

El Cullinan debe su nombre al pueblo de Sudáfrica donde fue hallado. También se le llama Estrella del Sur y se le considera el mayor diamante hallado en toda la historia del que se tenga conocimiento.

Lo sacaron de una mina en el año 1905, con un peso total de 600 gramos o 3 mil quilates, esa mina era propiedad del inglés Frederick Wells, gerente de la superficie de la Premier Diamond Mining Company.

Una vez encontrado y pesado, Wells decidió entregarlo como obsequio en su cumpleaños al Rey Eduardo VII, quien ordenó tallarlo en 1906. De esa roca se obtuvieron un total de 150 piedras talladas, bautizadas según su peso como Cullinan I, Cullinan II, Cullinan III, etc.

Fue subastado a un precio millonario

La más grande fue incorporada al Cetro de la Cruz y se exhibió en la Torre de Londres. Su color azul obedece a que dentro de su composición hay boro, lo que que permite al diamante absorber parte de la luz roja y hace que el diamante se vea azul, indica una nota de El Mundo de las Piedras Preciosas.

Aunque se ha dicho que es un verdadero misterio geológico el orígen de estas piezas, se supo recientemente que los diamantes azules se han cristalizado en el manto más profundo de la tierra a diferencia de los otros diamantes. “Sorprendentemente, los átomos de boro incluidos en estas gemas azules podrían haber sido derivados en el origen de los océanos más antiguos”, precisa el medio.

Contenido relacionado:

Este diamante rosa podría venderse en 38 millones de dólares

Descubre cada cuánto tiempo debes renovar tu maquillaje

Tags

Lo Último

Te recomendamos