Entérate

MCS ayuda a estabilizar los abastos de sangre en la Isla

Ante la escasez de abastos en la Isla realizan sangría masiva junto al Banco de Sangre de Servicios Mutuos y recolectan sobre 60 pintas que impactarán 186 vidas.

Conscientes de la importancia de mantener los abastos de sangre en la Isla en niveles óptimos, la empresa líder en el cuidado de la salud, MCS, realizó esta semana una sangría masiva en sus facilidades en Hato Rey. Bajo el lema “¡Salva una vida donando sangre!”, participaron decenas de empleados de MCS, el pasado 19 de julio.

MCS decidió unirse al Banco de Sangre de Servicios Mutuos ante la preocupación de la escasez significativa de sangre en el País. “Los abastos de sangre nos preocupan y, como empresa que vela por la salud de miles de puertorriqueños, estamos conscientes de la importancia de la donación de sangre para salvar vidas. Conocemos de primera mano la necesidad de sangre en la Isla porque, precisamente, a diario vemos los casos de nuestros asegurados con diversas condiciones que la necesitan para tener salud. Del mismo modo, como País, debemos mantener unos abastos constantes tanto para suplir la cantidad diaria en todo Puerto Rico como para atender cualquier emergencia que se nos presente. No hay otra forma de obtener la sangre que no sea gracias a donantes generosos que quieran ayudar a salvar vidas y, hoy, celebramos que, gracias a nuestros empleados, pudimos recolectar 62 pintas de sangre que impactarán las vidas de 186 personas”, expresó la Lcda. Maité Morales, principal oficial administrativo de MCS.

Para la ejecutiva, esta iniciativa es importante porque, además de reafirmar el compromiso de la empresa con Puerto Rico, involucra a sus empleados en un acto de amor. Personal de MCS junto a enfermeros del Banco de Sangre de Servicios Mutuos estuvieron a cargo del proceso de registro, orientación y recolección de la sangre.

Según el Banco de Sangre de Servicios Mutuos, en Puerto Rico se necesita diariamente un promedio mínimo de 300 a 400 pintas de sangre para los pacientes hospitalizados. El Sr. José O. Alsina, vicepresidente y director de operaciones del Banco de Sangre de Servicios Mutuos, explicó que “este es un número del cual no deberíamos bajar, pero actualmente hay escasez y nos preocupa; además, es importante entender que la sangre no es necesaria solo en casos de emergencias o desastres, sino que diariamente incrementan los pacientes de cáncer, trasplante de órganos, trauma, anemias crónicas y cirugías, entre otras condiciones, lo que hace que aumente la necesidad de sangre en el País”.

A raíz de situaciones como la pandemia del COVID-19, los abastos de sangre en la Isla se afectaron aún más por las limitaciones establecidas y por la preocupación de la gente ante el virus. Para Alsina, es importante destacar que el donar sangre es un proceso seguro. “Ser donante de sangre es fácil, seguro y confiable, por eso exhortamos a donar sangre todo el año. Gracias a la generosidad de empresas como MCS, que viven comprometidas con aportar a la salud de Puerto Rico, podemos mantener nuestros abastos de sangre y así, tenerlos a la disposición de nuestra población. Sin embargo, esos abastos se usan a diario, por lo que es necesario que más personas se animen a donar vida”, añadió.

“Iniciativas como esta, donde logramos la participación de nuestros empleados para que donen vida, reafirman nuestra misión de servicio y apoyo a Puerto Rico. Nuestra exhortación, como empresa que vela por una salud completa, es a que, siempre y cuando la salud lo permita, se done sangre de manera constante. Los pacientes se benefician no tan solo de las transfusiones de sangre, sino de componentes, tales como plasma o plaquetas que se utilizan en diversos tratamientos. Invitamos a los puertorriqueños a convertirse en donantes de sangre y ser héroes salvando vidas”, concluyó Morales.

Tags

Lo Último

Te recomendamos