Entérate

Marilyn Monroe se casó tres veces a lo largo de su vida: ¿por qué se divorció de sus esposos?

La estrella camino al altar por primera vez siendo una adolescente.

Marilyn Monroe y Joe DiMaggio

A lo largo de su exitosa trayectoria, Marilyn Monroe no solo acaparó la atención de las audiencias con sus papeles en la pantalla sino también con su compleja vida sentimental tras cámaras.

Aunque era considerada uno de los mayores símbolos sexuales durante su carrera en Hollywood, la célebre rubia explosiva buscó el amor verdadero en el mundo tal como lo hace cualquiera.

Durante su demasiado corta vida, la intérprete se casó tres veces con tres hombres totalmente diferentes pero sus tres matrimonios fracasaron y la dejaron con el corazón roto.

Blonde, protagonizada por Ana de Armas, hace una exploración a su vida y sus romances, aunque mediante una historia ficticia adaptada de la novela homónima de Joyce Carol Oates.

El filme de Netflix, bajo la dirección de Andrew Dominik, profundiza en la obsesión del público con ella y las batallas que libraba, muchas veces como consecuencia de estos complicados idilios.

Los tres matrimonios y tres divorcios de Marilyn Monroe

Ahora, a 60 años de su trágico fallecimiento y con el revuelo que ha causado el estreno de Blonde, repasamos los tres matrimonios del brillante ícono en la vida real y por qué se divorció de los tres.

James Dougherty (1942-1946)

En 1942, cuando tenía apenas 16 años de edad, Norma Jeane Mortenson –su nombre real– llegó al altar por primera vez con un aspirante a policía de 21 años llamado James Dougherty.

Su primer esposo era su vecino y parecería que serían felices, pero convivieron muy poco ese primer año porque Dougherty se enlistó en la Marina y lo enviaron al Pacífico Sur a combatir.

Mientras él luchaba en la Segunda Guerra Mundial, Mortenson comenzó a trabajar en una fábrica. Luego la descubrieron y comenzó su carrera modelaje. No mucho después, entró a Hollywood.

En 1946, Marilyn comenzó a tramitar el divorcio. Durante ese mismo año, James regresó a Estados Unidos y quiso volver con su esposa, pero ella se negó a retomar la relación.

Mucho después, en una entrevista en 1984, él explicó el motivo por el que Monroe lo dejó: “Quería firmar un contrato con la 20th Century Fox en el que decía que no podía estar casada”.

Joe DiMaggio (1954-1955)

Cuando ya era una de las más grandes estrellas de la meca del cine en los años 50, Marilyn Monroe conoció y se enamoró del famoso jugador de béisbol Joe DiMaggio.

La pareja se casó rápidamente en 1954, pero su matrimonio fue fugaz. Y es que, tan solo nueve meses después de darse el sí por lo civil, los esposos se divorciaron.

El gran motivo por el que su relación fracasó fueron los colosales celos del deportista. Él no solo no toleraba el éxito de Marilyn entre el género masculino, también quería que se retirara del medio.

Por supuesto, ella se negó a dejar su carrera. No obstante, los recelos de Joe se salieron de control el 15 de septiembre de 1954, el día que la actriz vivió uno de los episodios más fuertes de su vida.

Mientras grababa la icónica escena de La tentación vive arriba donde una rejilla del metro levanta la falda de su vestido blanco, el beisbolista se alteró al ver a muchos hombres encantados con su esposa.

DiMaggio intentó detener el rodaje sin éxito. Al llegar al hotel en donde estaban hospedándose, se dice que tuvieron una discusión en donde el jugador agredió físicamente a la actriz.

Tras al terrible incidente, la artista decidió divorciarse sin hesitar. No obstante, más adelante, forjaron una relación amistosa. De hecho, él fue quien costeó con todos los gastos de su funeral.

Arthur Miller (1956-1961)

Más adelante, Marilyn Monroe sorprendió al público al comenzar una relación con el intelectual y dramaturgo Arthur Miller, a quien había conocido cuando vivió en Nueva York en 1951.

Los famosos formaban una pareja dispareja ante los ojos de Hollywood que no veían qué podían tener en común, pero aparentaban ser almas gemelas cuando se casaron en 1956.

Marilyn se convirtió al judaísmo por Miller, quien parecía ser el hombre ideal para ella pues lo único que quería era vivir una tranquila vida a su lado, pero esto no fue así.

Aparte, durante su matrimonio, la artista sufrió varios abortos espontáneos que afectaron mucho su salud mental y también su relación matrimonial. Se dice que luego hubo infidelidad.

Según reportes, Marilyn tuvo un affaire con Ives Montand durante las grabaciones de un proyecto en 1960. Mientras, Arthur la habría engañado con la fotógrafa Inge Morath.

En 1961, pusieron punto final a su matrimonio. Tras su tercer divorcio, la famosa fue ingresada en un psiquiátrico. Luego volvió a casa, pero no encontró paz y murió meses después a los 36 años.

Así es que Marilyn Monroe logró alcanzar lo que muchos anhelan en la vida: fama y dinero. Pero no pudo encontrar el amor ni formar la familia que no tuvo en su infancia.

Tags

Lo Último

Te recomendamos