Entérate

Desolador panorama ante aumento en factura de luz

Auguran otra fuga masiva de profesionales al no poder enfrentar el aumento en el costo de vida

Luego de que ayer la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) radicara un Plan de Ajuste de la Deuda (PAD) enmendado con un aumento propuesto en la factura de los abonados al servicio de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de $19 mensuales para el servicio de la deuda, el panorama para la economía de Puerto Rico se hace cada vez más desolador.

La veterana economista Heidi Calero aseguró a Metro que este impacto tendrá un efecto adverso a los esfuerzos del gobierno por impulsar la económica local.

“Es un impacto adverso, negativo y significativo, y paradójico en estos días que hablamos de la mal llamada reforma contributiva, que cuyo propósito debe ser distribuir la carga económica”, aseguró Calero.

La economista lamentó que se esté poniendo toda la carga del repago de la deuda sobre los hombros de la clase media y la clase trabajadora, y auguró otro posible éxodo masivo de profesionales al no encontrar localmente salarios equitativos ante la inflación y el alza en el costo de vida.

“Lo que vamos a estar viendo son muchos profesionales que, si los ingresos no aumentan a la par, van a estar considerando opciones para irse de Puerto Rico. Yo no veo crecimiento económico en este país salvo el impacto que puedan tener los fondos federales a ver si empiezan a moverse”, lamentó Calero en referencia a que la propuesta de la JSF excluiría del cargo a los clientes residenciales de bajos ingresos que califiquen de la tarifa de conexión y el cargo por kWh hasta por 500 kWh por mes.

“Esperemos que cuando estén ante la jueza Taylor Swain, puedan negociar algo mas bajo que no impacte tan adversamente la economía local, porque encima de que lo tenemos que pagar vamos a tener que esperar mucho para tener un sistema de energía eléctrica realmente resiliente”, indicó.

No obstante, no todos los sectores en Puerto Rico ven el aumento como una medida devastadora para la economía local.

Yandia Pérez, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR), reconoció que el aumento tendrá un impacto fortísimo sobre las diferentes industrias en el archipiélago, pero aseguró que valdrá la pena si se logra asumir la responsabilidad de pagar la deuda en su totalidad y de crear una red eléctrica funcional y confiable.

“Definitivamente va a tener un impacto, sin embargo, dentro de las circunstancias tan retantes en la que nos encontramos por este acuerdo, tenemos que reconocer que se ha logrado que se reduzca la deuda en una proporción tan grande, el aumento pudo haber sido mucho mayor y por ende haber tenido un mayor impacto negativo”, aseguró la portavoz de la AIPR.

“Todos sabemos que no es la situación ideal que queremos tener, pero tenemos que mirar esto desde un contexto general de lo que esta pasando con el sistema eléctrico en Puerto Rico”, añadió.

Pérez señaló que esto es parte del proceso de migrar hacia un sistema eléctrico resiliente y confiable a un costo accesible y justo.

“Dentro del reto que conlleva el que tengamos que absorber un impacto económico como este, tenemos que darnos cuenta de que hay una deuda que se creó por el mal manejo de la AEE por muchos años. Es una responsabilidad que tenemos como país y tenemos que buscar la manera de atemperar cómo hacemos ese repago ante las circunstancias que tenemos de los costos altos de tener unas plantas generatrices anticuadas que no están en buen mantenimiento y que todo eso suma a que hoy día tengamos un costo tan grande de electricidad”, dijo la vicepresidenta del organismo.

Pérez insistió en que el aumento no se puede ver desde una perspectiva aislada sino desde el contexto de las circunstancias que Puerto Rico experimenta.

El plan presentado por el organismo federal propone además reducir los más de $10 mil millones de deuda y otras reclamaciones de la AEE a casi la mitad, a aproximadamente $5.68 mil millones. Acciones que según la JSF permitiría a la AEE poner fin a su quiebra y proporcionar la estabilidad financiera necesaria para invertir en un sistema de energía moderno, resistente y confiable, esencial para el crecimiento de la economía de Puerto Rico.

Tags

Lo Último

Te recomendamos