Hazlo Tú

Cómo hacer una crema blanqueadora en casa estilo coreana para eliminar manchas en la piel

Las “pieles de porcelana” siempre han sido una meta dentro del mundo de la belleza.

Si hay una tendencia que ha tomado por sorpresa las redes sociales en los últimos meses es el de las prácticas de belleza en Corea del Sur, miles de videos sobre todo tipo de productos para el cuidado de la piel han llenado las plataformas e inclusive han causado que muchos productos asiáticos comiencen a llegar a los mercados de occidente.

Mientras se hace cada vez más común ver productos coreanos de belleza en los anaqueles, también es cierto por la lejanía del envío y hasta por sus ingredientes, pueden llegar a tener elevados precios, por eso te traemos un pequeño tutorial para que hagas en casa tu propia crema blanqueadora y puedas lucir una piel de porcelana.

Estos son los pasos para hacer tu propia crema facial al estilo coreana y explotar el potencial de tu piel

Las “pieles de porcelana” siempre han sido una meta dentro del mundo de la belleza y la realidad es que son sumamente complejas de alcanzar, pero algunas cremas son de gran ayuda para lograrlo y esta no es la excepción, así que prepárate para tener el mejor secreto de belleza en casa.

Lo primero que hay que tener en cuenta son los ingredientes, para la crema se necesita: una papa, 300 mililitros de leche de arroz, una barra de jabón neutro, dos cucharadas de maicena y un frasco.

Paso 1: En cuanto se tengan todos los ingredientes, debes de pelar la papa y rayarla, para luego colocarla en una olla a fuego bajo e ir vertiendo muy lentamente los 300 mililitros de leche de arroz. Recuerda mover suavemente por dos minutos y retirarla del fuego.

Paso 2: Posteriormente, añadirás la barra de jabón, la cual debes también de rayar y dejarlo en los pedazos más pequeños posibles.

Paso 3: lleva todos los ingredientes de la olla a una licuadora, donde los licuaras por unos minutos hasta que consigas una mezcla homogénea y luego la devolverás a la olla.

Paso 4: Finalmente echa la maicena a la mezcla y vuelve a poner con fuego lento, revuélvela suavemente hasta que la mezcla comience a espesarse un poco y consigas una textura cremosa uniforme.

Paso 5: una vez fría envásala y la podrás usar una dos o tres veces a la semana, aplicando con masajes sobre la piel del rostro y dejándola actuar por 30 minutos antes de lavar e hidratar la piel.

Tags

Lo Último

Te recomendamos