Voces Activas

Miguel Canals: “Moriré con las botas puestas en defensa de la naturaleza”

El reconocido biólogo y primer director de la Reserva del Bosque Seco de Guánica no descansará en defensa del medioambiente.

El reconocido biólogo y primer director de la Reserva del Bosque Seco de Guánica, Miguel Enrique Canals Mora, tiene bien claro que nunca abandonará la defensa del medioambiente.

A sus 71 años, el activista retirado es quien lleva la voz cantante sobre el riesgo en la Reserva Bahía Ballena en Guánica, tras laborar como servidor público desde el 1972, cuando comenzó a trabajar con el Departamento de Recursos Naturales (DRN).

A partir de ese momento siempre ha estado involucrado en luchas ambientales en diferentes aspectos tanto como servidor público y en su carácter personal.

Canals Mora relata que una de sus mayores satisfacciones es haber logrado evitar el desarrollo de muchos proyectos “irresponsables” que se propusieron durante su injerencia como oficial de manejo en el Bosque Seco de Guánica (1983 hasta el 2017).

Desde entonces han pasado más de tres décadas, y continúa defendiendo a capa y espada las cuerdas de terreno que componen esa Reserva Internacional de la Biosfera, contra la compra privada y desarrollo de construcción en la zona, lo cual provocaría un serio daño ambiental donde habitan muchas especies en peligro de extinción.

“Como responsable del manejo del bosque pudimos combatir comunitariamente muchos de estos proyectos que amenazaban la integridad ecológica del bosque pero quizás más importante aún fue dar a conocer el bosque y el haber participado en la designación del bosque como reserva internacional de la biosfera, manteniendo todo este tiempo la integridad ecológica sin importar las múltiples amenazas que tuvimos durante años”, señaló el experto.

Las reservas de biosfera son zonas de ecosistemas terrestres o costeros/marinos, o una combinación de los mismos, reconocidas en el plano internacional como tales en el marco del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO.

Entre otros logros destacó el evitar el desarrollo turístico Club Med en Bahía Ballena, el desarrollo de condominios en el sector El Pitirre y en el área de La Jungla en Guánica, por mencionar algunos de sus esfuerzos en defensa de la naturaleza.

“Cualquier persona que quiera involucrarse en la defensa de la naturaleza debe tener la información correcto y argumentos específicos bien claros sobre por qué estamos defendiendo el recurso natural que sea porque muchas veces nos dicen que estamos en contra del progreso o de los beneficios económicos para el pueblo y tenemos que contrarrestar esos ataques de que somos izquierdistas o personas que estamos en contra de todo”, exhortó.

En ese sentido, señaló que: “Hay que tener mucho compromiso porque esta es una lucha bastante ardua y puede llegar a ser hostil. Lo más importante es tener el apoyo comunitario en defensa de su ambiente y entorno natural”.

Al indagar si piensa el retiro, fue enfático: “Cada día me siento más comprometido. Todavía me falta mucho por hacer. Seguiré en esta lucha porque ahora es que entiendo el sistema y moriré con las botas puestas en defensa de la naturaleza hasta el último momento”.

Sus hijos y nietos también llevan en la sangre la pasión y compromiso con el medioambiente.

“La naturaleza y los animales también son parte de nuestra herencia cultural, herencia biológica y nos inspiran para la poesía y para todo. Mantienen una armonía entre el hombre y la naturaleza. En la medida en que perdamos nuestros bosques y biodiversidad, el ser humano va disminuyendo en su capacidad de mantener un planeta estable”, puntualizó el ambientalista.

Tags

Lo Último

Te recomendamos